viernes, 28 de abril de 2017

Figura Proceso continuo de flotación (II)

La posibilidad de estirar en fibras finas el vidrio pastoso ya era conocida por los vidrieros primitivos y es, en realidad, más antigua que la técnica del soplado del vidrio. Muchas de las vasijas del primitivo Egipto se hicieron enrollando fibras de vidrio basto en un mandril de arcilla adecuadamente modelado; luego se calentaba el conjunto hasta que las fibras de vidrio afluían unas hacia otras y, después de enfriar, se quitaba el núcleo de arcilla. Incluso antes de la llegada del soplado del vidrio en el siglo I, ya se empleaba la técnica de la fibra de vidrio. Los vidrieros venecianos de los siglos XVI y XVII la usaban para decorar la cristalería. En este caso, se enrollaban manojos de fibras blancas opacas sobre la superficie de una vasija lisa y transparente de vidrio soplado (por ejemplo, una copa) y a continuación se fundían en ella por calentamiento.
A pesar de la larga historia de los usos decorativos o artísticos de las fibras de vidrio, su utilización generalizada no resurgió hasta el siglo XX. La producción comercial de fibras de vidrio comenzó en Estados Unidos en el decenio de 1930, y unos años antes en Europa. Las lanas de roca y de escoria habían empe- zado a elaborarse varios años antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario